Párate y disfruta

El 2013 no ha terminado de asentarse y ya comenzamos a achacarle que las 24 horas de sus días nos resultan insuficientes para abarcar todo lo que tenemos o queremos completar. Tan solo esta mañana, en el instituto, he prestado atención a dos comentarios sobre la escasez de tiempo y el agobio. Habrán sido más, pero estos son a los que he atendido.

Y no, no tengo el secreto para la organización que nos regale un horario funcional, útil, práctico y factible. Yo también me inscribo en la lista de los que lo precisan. Lo único que puedo aportar a los que comenzáis a necesitar tiempo, y a los que lo necesitaremos pronto, es una sugerencia: que perdáis varios de los minutos que os faltan. Una de esas pérdidas de tiempo que son una inversión. Una pérdida de tiempo para descansar. Porque, como descubrí hace poco en otro blog, descansar es “el culmen de la creación”, el momento que perfecciona lo hecho y deja en el creador el gusto que solo da lo completo. No son pocas las ocasiones en las que olvido pararme unos instantes entre tanto trabajo y ejercicio y me pierdo ese momento de pararme a ver lo conseguido y a felicitarme por ello. Y no son pocas tampoco aquellas en las que no merezco hacerlo porque para ganar algo de tiempo, he hecho lo justo y necesario para cumplir.

A lo largo de nuestra vida pasaremos 23 años durmiendo. Ese es el descanso necesario, el que la vida nos exige para mantenernos funcionales. Pero existe el otro descanso, el que nos exige la satisfacción personal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s