Paz en el continente digital

Imagen
(Imagen de la campaña #PrayForSyria. Propiedad de iMisión)

Nunca he hablado de ellos por aquí, pero estoy convencido de que los iMisioneros están realizando una labor muy necesaria y que va a ayudar a cambiar, si no el mundo en que nos movemos, al menos sí este sexto continente que es Internet.

Para los que no lo conozcáis, iMisión es un proyecto creado hace ya unos meses por dos religiosos (@xiskya y @smdani) para evangelizar en Internet: hacer misión en la red teniendo claro que esta no es un medio, sino un lugar en el que millones de personas hacen su vida o una gran parte de esta. Es, por tanto, un lugar habitado.

Pero, ¿cómo contribuye este proyecto a cambiar nuestra realidad? Promoviendo la paz, algo tan necesario en una semana como la actual. En el ángelus del domingo 1 de septiembre, el Papa Francisco habló así a los jóvenes de distintos países: “Comprometeos a conoceros y a emprender proyectos juntos. Así instauraréis una cultura de paz”. Y ese conocimiento, esa colaboración intercultural, es una de las bazas de iMisión, conformada por voluntarios de muy diversos países y culturas que unen sus tuits y sus mensajes en la red con el propósito de acercar, cada día un poco más, el Evangelio a sus seguidores. Así, una frase emitida por un usuario español pronto encuentra respuesta desde el otro lado del Atlántico, creándose una red que protege frente a la división y la discordia, y facilitando el encuentro y el diálogo para aumentar la fraternidad. No se trata de una simple comunidad que comparte intereses y cuyos miembros se relacionan entre ellos, si no que trasciende del mundo digital convirtiendo las relaciones trabadas en auténticas amistades que muestran como la cooperación y la paz no es una meta complicada y utópica, si no que se trata del camino por el que debemos progresar.

Además, no podemos olvidar las campañas de oración secundadas por centenares de personas, como la que pedía la paz en Egipto (#PrayForEgypt) o la que hace lo propio con Siria (#PrayForSyria). Unas cadenas cuyos orígenes se pierden entre el maremágnum de respuestas que reciben y que llevan la invitación a todos los rincones del continente digital.

Sin duda, un grandísimo acierto la creación de esta comunidad de misioneros digitales porque, además de ofrecer algo tan necesario como el Evangelio en línea, contribuye paralelamente a llevar esperanza, unir personas y tender lazos que pacifican nuestro día a día.

Para más información acerca de iMisión, podéis visitar su página web: imisión.org; su Twitter, @imision20; o su Facebook.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s