De las manos al corazón

SONY DSCEs una lengua que a menudo pasa desapercibida. Es la lengua que pocas veces nos plateamos aprender, de segunda clase por excelencia: en oferta y en demanda. Una lengua que, si alguna vez nos adentramos en ella, lo hacemos más por curiosidad que por interés en aprenderla.

Pero también, para muchos, es su único medio de expresión, la única manera de dar las gracias, de pedir, de abrirse al mundo, de hacer a los demás partícipes de sus alegrías, de sus penas, de sus gozos, de sus experiencias, de sus sentimientos. Es, para miles de personas, el único canal por el que decir unas palabras tan necesarias como “te quiero”, “te necesito”, o para alcanzar el mundo que todos tenemos a nuestro alcance y que para ellos puede encontrarse en ocasiones demasiado lejos.

Conocer la Lengua de Signos no es solamente aprender una lengua, es abrirles las puertas de tu corazón a aquellos que nunca podrán abrirlas con su voz. Es transmitirles que estás con ellos, les comprendes, los entiendes, los aprecias, los acompañas, vives a su lado, eres como ellos y, sobre todo, son como tú. Hablar con signos supone afirmar que quieres formar parte de su mundo. Un mundo que es el nuestro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s