¿Vives?

heartLo tenemos todos en común, y por desgracia no nos ocupamos de ello. Invertimos cientos de horas en cosas mucho menos necesarias, entretenimientos y cuestiones que no contribuyen a saciar la sed que llevamos dentro. Cuando nacimos, comenzamos a sentir, y desde entonces toda nuestra vida ha estado marcada por esos “me gusta”, “quiero”, “necesito”… Un día, en que comenzará la historia más inolvidable de cuantas vivamos, diremos “te amo” a alguien, y entonces descubriremos la fuerza que tiene ese corazón que es más que una caja de resonancia de los latidos que certifican que seguimos con vida. En realidad es quien nos da vida cada vez que lo utilizamos para algo más que para bombear sangre.

Compartimos una sed dentro de nosotros que nos mueve a buscar el cariño sincero, el sentimiento de verdad. De nada sirven los sucedáneos que la calman durante un tiempo pero que no evitan que regrese más fuerte al cabo de un tiempo. Es sed de amor, y cuando lo que le damos no es amor, solo conseguimos que aumente y se agrave. Algunos dicen que han conseguido olvidarla y que viven sin sentirla, pero en realidad lo que han perdido son las fuentes, han dejado de recibir cariño, han pasado a vivir alejados de él y ahora ya solo queda soledad, plagada de caricias y besos, pero que se quedan en la superficie, no consiguen calar por dentro, no alivian la soledad que cada día es más grande y acaba imponiéndose.

Si la vida, lo más preciado que poseemos, depende tanto del corazón, es porque en él se encuentra lo más fundamental para que pueda disfrutarse. De cómo sintamos dependerá el sentido que les demos a nuestros días: serán una espera del final, un sobrevivir esperando el fin de semana, o una continua sonrisa. Es cuestión de elegir entre comprometerse con lo que llevamos dentro o conformarse con una interminable sucesión de insatisfacciones, felicidades incompletas y placeres vacíos. Es la diferencia entre quien besa a quien ama y quien solo engaña tristemente su soledad. Es seguir el ritmo de nuestros latidos y, solo así, vivir.

Anuncios

4 comentarios en “¿Vives?

  1. Salut ! Félicitations pour ton site et ton cheminement Javi ! Je ne t’oubli pas et je reste en union de prière avec toi ! (Une certaine amie m’a dit que tu avait progressé en Français 😉 Bravo ! )

    1. Vincent! Je suis très joyeux de savoir de toi! Comment ça va tout?
      Merci beaucoup! Et merci par tes prieres, qui sont trop important pour continuer le chemin que j’ai commencé cette année. Tu as les miennes aussi 😉
      (Mais cette anné je n’ai pas des classes de français au Seminaire, j’espere ne pas oublier beaucoup! hahahaha)
      On reste en contact! À bientot

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s